Alquilar un local en Zamora con validez

Para alquilar un local en Zamora o inclusive una nave u otro tipo de inmueble se amerita de un contrato de arrendamiento, en ese caso uno regulado por la Ley 29/1994 de Arrendamientos Urbanos, es un contrato que suele realizarse por escrito para dejar redactado el acuerdo entre las partes, pero un contrato verbal también tiene validez.

Cuando se realiza este tipo de contratos que son para un uso diferente al de una vivienda, se formalizan con libertad de pactos y cláusulas a definir entre el arrendador y el arrendatario. Además, los aspectos que no se contemplen dentro del contrato, debe recurrirse a la ley anterior y al Código Civil. Pero, en ningún caso pueden realizarse pactos contrarios a la ley, ya que esta prevalece en todo momento.

alquiler-local-zamora

Características del contrato de alquiler

Un contrato por escrito para arrendar un local tiene como primera característica a la identificación de las partes contractuales, la ubicación y descripción general del local. Así como, datos básicos como la duración del contrato, el monto a cancelar por renta, el importe de la fianza y otras cláusulas que consideren las partes para llegar a un acuerdo preciso.

Hay modelos estándar que facilitan la redacción de los contratos de alquiler de locales en Zamora, donde se insiste en que la duración del contrato es regida por la voluntad entre las partes, pero en caso de no estipular un lapso en el contrato, se supone que el local queda alquilado al menos por un año de duración.

De la misma manera, se indica que el importe a cancelar como fianza, está prevista por la legislación y se contempla un depósito equivalente a dos meses de la cuota mensual convenida, pero igualmente es un importe que es negociable entre las partes.

Es decir, la fianza puede pactarse de forma libre, al igual que la forma de pago, ya que aunque la ley contempla la cancelación de un por anticipado y pagar las cuotas durante los primeros siete días al mes, las partes pueden acordar otros lapsos y definirlo en el contrato. Pero, no se podrá exigir más de un mes por adelantado por anticipo y existe la obligación del arrendador de entregar recibos por los pagos.

Datos resaltante del contrato

Por lo general, en los contratos de arrendamiento de locales se incluye una cláusula que impide la cesión o subarriendo, pero cuando no existe esta condición y el arrendatario puede hacerlo pero debe comunicar al arrendador que generará una cesión de contrato. El arrendador puede incrementar en un 10%de la cuota si se subarrienda parcialmente y un 20% si el subarriendo del local es total.

Cuando el propietario se plantea la compraventa, el inquilino adquiere derecho a la opción preferente de compra si iguala las condiciones del comprador o tanteo. También, tiene derecho de retracto o impugnar la compraventa si no se la han avisado con sus condiciones. Pero, son derechos que se pierden con contratos superiores a cinco años si compran el total del inmueble donde está el local.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *