Cómo hacer un inventario con mayores ventajas

Para que en los negocios al final de año se pueda cerrar el ejercicio fiscal contable y culminar con los mejores resultados con respecto al manejo de las mercancías en el almacén, se debe realizar un inventario. Un proceso mediante el cual se cuenta la existencia y debe paralizarse el movimiento de entradas y salidas de mercancía.

Es importante tomar con buena actitud al inevitable momento de cerrar el ejercicio fiscal y por supuesto hacer al preciso inventario. Para ello debe concebirse más allá de una simple obligación legal de cumplir como requisito, para aprovecharla como una oportunidad para conocer los activos reales que se registran contablemente y la manera de solucionar algunos desfases.

Datos claves del inventario

Con la realización del inventario se detecta dónde se produjeron algunos niveles de pérdidas y a su vez, se obtiene información con la cual los autónomos o empresarios pueden realizar de manera sistemática los acomodos para optimizar la actividad o movimiento de mercancías en sus almacenes.

Muchos gerentes acostumbran hacer inventarios de manera periódica para facilitar la tarea de final de año, con lo que van obteniendo información útil e importante que deben ofrecer en sus inventarios, como tener el conocimiento exacto del valor de los activos.

Las empresas que hacen inventarios de forma constante conocen cuándo se ha producido el daño o rotura de productos, bien sea por condiciones del ambiente en el almacén como el calor y la humedad o por casos de extravíos o hurtos producidos por factores externos o internos, esta información les permite tomar previsiones y corregir las fallas.

Al efectuar un inventario se evita la pérdida de existencias ya que al revisar de forma continua se asegura la protección de los activos empresariales. En el caso de las empresas de servicio que no tienen actividades directamente ligadas al comercio de productos igualmente es importante que realicen inventarios, con el fin de saber cuántos recursos han invertido en sus negocios.

como-hacer-un-inventario

Ventajas de inventariar

La ventaja más importante que arroja como resultado un inventario es conocer cuáles productos cuentan con mayor demanda de parte de los clientes y cuál es la vida de cada producto en almacén, ya que cumple con la importante función de ofrecer los datos precisos para prever las compras de manera más acertada para satisfacer las expectativas de sus clientelas.

Cuando se realiza un inventario se está ante una acción que permite anticiparse y predecir las causas de pérdidas de mercancías por rotura de stock, con lo que se pueden plantear distintas soluciones preventivas a dichas causas y asegurar que las pérdidas se reduzcan para tener más mercancía para atender de forma debida a todos los clientes.

Con un buen inventario se pueden sacar de circulación a los productos que han caducado, con la gran ventaja de que se evitan problemas legales y se conserva una buena imagen de la empresa y de la calidad de los productos, ya que al controlar las fechas de vencimiento de la mercancía se evita que se realicen ventas fraudulentas por descuido o falta de información.

como-hacer-un-inventario

 La nueva forma de hacer inventarios

Es un proceso que permite que los negocios o empresas cuenten con el cálculo de sus existencias contables reales, dato que permite que se puedan hacer liquidaciones o promociones de productos que puedan tener fecha de caducidad próxima, para evitar pérdidas fundamentalmente cuando se trata de productos no perecederos que tienen alta demanda.

Es por ello, que los negocios que venden mercancías con mayor temporalidad pueden dejar sus inventarios para final de año, ya que al vender adornos, ropa, accesorios, papelería, productos deportivos, musicales, objetos y mobiliario del hogar no tienen la premura por caducidad.

Los programas tecnológicos agilizan el proceso al contabilizar los activos, incluyendo a todos los circulantes, tanto las existencias en almacén como los consumibles o material de oficina y otros. También, incluyen los activos fijos como maquinaria, vehículos, equipos, mobiliario y demás.

Clasificar por categoría es práctico y barato ya que la tecnología permite que no se tenga que paralizar por completo el almacén o la empresa, porque suma las referencias y obtiene el resultado de cada semana o mes de trabajo, por lo que al cierre del año es muy fácil hacer el inventario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *