Cómo parar un embargo a tiempo

Un embargo es la retención de patrimonio o bienes por el mandato de un juez o una autoridad competente con el fin de abonar o liquidar deudas pendientes de parte del embargado. Es una situación que muchas veces se les presenta tanto a autónomos como a pymes que no cancelan letras de cambio, multas de tráfico, recibos o las cuotas a la seguridad social, ya que son motivos de embargo de bienes.

Una vez notificado el primer bien que se les embarga es el dinero que tienen depositado en sus cuentas bancarias y se incluyen las rentas que reciba el deudor. También, se incluyen los sueldos, salarios, las pensiones y otros ingresos que procedan de actividades empresariales igualmente son bienes i

El bien que primero se embarga es el dinero depositado en las cuentas bancarias; incluidas cualquier renta que reciba el deudor. El dinero proveniente de sueldos, salarios, pensiones e ingresos que proceden de bienes son inembargables hasta el monto del salario interprofesional.

Sin embargo, todo lo que excede del salario interprofesional sí es embargable, al igual que los salarios, pensiones, retribuciones o equivalentes del cónyuge del deudor, en los casos del régimen de gananciales.

Cuando el capital del moroso no es suficiente para cancelar las deudas pendientes, este recurre al resto de los bienes materiales del deudor que incluyen la casa, el coche y otros bienes como joyas y otros objetos.

Para evitar que un embargo se complique no debe ser cambiada la titularidad de los bienes, ni realizar un retiro masivo de dinero de las cuentas bancarias, ya que esta acción origina otro delito penal que se conoce como alzamiento de bienes y este puede dar lugar a casos de prisión, cuando se demuestra que se actuó de mala fe por intentar eludir el pago de las deudas

como-parar-un-embargo-judicial

Cómo parar un embargo según su tipo

Cuando el embargo es solicitado por un ente público como Hacienda, Ayuntamientos, Seguridad Social o Comunidad Autónoma se trata de un embargo administrativo. Mientras, que cuando lo dicta un juez, es un caso judicial.

Embargo administrativo

Se trata de los emitidos por un ente público ya que el plazo voluntario que se ha otorgado al deudor para que hiciera frente a sus deudas ha vencido, por lo que comienza un procedimiento administrativo nuevo, por vía ejecutiva para lograr el cobro de la deuda donde se incluye el pago de otros importes por el concepto de recargo de apremio, costos del procedimiento e intereses de demora.

Este se produce por una notificación al deudor de que se procederá al embargo si no cancela las deudas, cuando el deudor no abona o cancela, la administración inicia por vía ejecutiva la retención de su patrimonio personal y/o del cónyuge o empresarial.

El patrimonio se saca a subasta para poder liquidar el total de la deuda. El deudor debe comprobar la deuda y si el plazo ha prescrito o no, para luego solicitar su aplazamiento y acudir al organismo para informarse o negociar el embargo.

Embargo judicial

Cuando se dicta una resolución de embargo por un juez, se inicia un proceso que se resolverá mediante un juicio, donde las soluciones suelen tener más limitaciones. Sin embargo, es importante buscar un abogado para que de las orientaciones sobre los pasos posibles y evitar la retención de las cuentas bancarias y la subasta del patrimonio.

Es importante que se intente negociar el pago de la deuda con los acreedores buscando el aplazamiento, el fraccionamiento o incluso la disminución de la misma. Pero, no es una tarea fácil, ya que por lo general todos los acreedores prefieren colocar facilidades para asegurar el pago total o parcial de la deuda, antes de que se pase a la subasta del patrimonio del deudor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *