Cómo traspasar un bar en Valladolid con éxito

Un traspaso de un bar en Valladolid es un arrendamiento o venta de su local con su actividad económica a un tercero, con la opción a la que se requiera y dicho traspaso se trata de una solución a la que se recurre en los casos de que existan deudas que pongan en riesgo al patrimonio de sus inquilinos.

Estos traspasos tienen éxito o fracasan dependiendo de las buenas condiciones de la negociación para acordar precios adecuados y prever la posibilidad de que se puedan cumplir con los pasos requeridos para asegurar un excelente resultado.

traspaso-bar-valladolid

Pasos para traspasos exitosos

Valorar el precio del bar en Valladolid en el mercado e incluir el cálculo del valor del local, la maquinaria y elementos, su situación o estado, su clientela, sus proveedores y acuerdos alcanzados para su abastecimiento. Así como, otros elementos como costos de traspasos anteriores de bares en Valladolid.

Fijar precios mínimos y máximos en base al estudio de costos, otorgando al precio mínimo el coste de las deudas y una cifra para retirarse cómodamente, por debajo este no debe cerrarse ningún negocio. Con el precio máximo se da inicio a la negociación, una cifra alta con margen de regateo que permita ofrecer ofertas o promociones a los clientes.

Publicitar el traspaso con anuncios en prensa local y en sitios web especializados. Promocionarlo entre clientes, proveedores, amigos y familiares para conseguir mayor publicidad y más opciones de buenos negocios.

Planificar estrategias de negociación, con el fin de adelantarse ante posibles situaciones complicadas y evitar que se caiga en una negociación inconveniente que termine en un traspaso o venta por un precio más bajo que el mínimo.

traspaso-bar-valladolid

Traspaso como solución para autónomos

Los autónomos tienen en los traspasos una solución para empezar con negocios que cuentan con cierta solidez económica, pero antes de cerrar este tipo de acuerdos es necesario que conozcan cómo funcionan.

Los traspasos de negocios son acuerdos entre un inquilino de un local que ejerce la actividad comercial y quiere ceder su contrato de arrendamiento a un tercero, a causa de falta de tiempo, enfermedad o bajos beneficios. La tercera persona, debe pagar una cantidad inicial con cuotas iniciales o cancelar mensualidades.

En pocos casos el arrendatario puede traspasar sin la aprobación del dueño y este puede solicitar el aumento de la renta en cualquier momento de hasta un 20%, Es recomendable solicitar ante al Ayuntamiento la petición del traspaso de la licencia para abrir el local legalmente como titular del negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *