Datos importantes para autónomos sobre la incapacidad temporal INSS

Todo trabajador autónomo debe estar al tanto de cómo solicitar la incapacidad temporal INSS, por lo que cada día más personas están interesadas en saber detalles al respecto, dado que muchos profesionales, técnicos y especialistas desarrollan sus trabajos de manera autónoma. En otras palabras, conocer sus derechos cuando ameritan de una incapacidad temporal (IT) les aporta grandes ventajas.

Es muy importante saber al detalle tanto los requisitos como los procedimientos de cómo formalizar un proceso de incapacidad temporal, para poder cobrar la cuantía de la prestación durante el período que amerite estar de baja en sus labores. Contar con especialistas que aclaren dudas comunes que se presentan en los trabajadores autónomos al momento de hacer dicha solicitud es clave.

incapacidad-temporal-autonomos-inss

¿Qué es y cuáles requisitos se ameritan?

Igual, comprender qué es la capacidad temporal es el primer paso para tomar la decisión de requerirla, ya que consiste en un subsidio diario que da cobertura a la pérdida de las rentas del trabajador que se producen en caso de enfermedades comunes o accidentes que no sean laborales, profesionales o accidentes de trabajo. Al igual, que los lapsos de observación por enfermedad profesional.

En cuanto los requisitos para hacer la solicitud de incapacidad temporal, tal como se mencionó se amerita que la causa del requerimiento sea una enfermedad común y por lo tanto deberá estar de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y vigente con los pagos a la Seguridad Social. No pueden solicitar una IT quienes hayan sufrido un accidente de trabajo o enfermedad laboral.

incapacidad-temporal-autonomos-inss

Casos en los que no se puede requerir una IT

Cuando el trabajador autónomo no está al día con los pagos de la seguridad social y sufre de una enfermedad común, el régimen le ofrecer un plazo de un mes para que abone las deudas y pueda cancelar la baja desde el principio. Adicionalmente, tiene que cumplir con el requisito de tener en los últimos cinco años 180 días como mínimo cotizados ante la fecha de la baja.

Accidente de trabajo

Es importante conocer y no tener dudas en cuanto a que en el caso de esta prestación se entiende como accidente de trabajo, cuando el trabajador autónomo haya tenido uno como consecuencia directa e inmediata del trabajo que el trabajador realiza por su propia cuenta.

Pero, no están incluidos los accidentes que sufra durante los desplazamientos hasta el lugar del trabajo, excepto los de TRADE. Tampoco, los accidentes que se deben a fuerza mayor extraña al trabajo, ni los que hayan sido provocados por la imprudencia temeraria de parte del trabajador.

Enfermedad profesional

Por su parte, en el caso de la solicitud de incapacidad temporal, se entiende por enfermedad profesional a la que se contrae como consecuencia de la realización del trabajo por cuenta propia y que se provoque por la acción de sustancias o elementos que se usen en la ejecución de las actividades, que además formen parte de las especificadas en la lista de enfermedades profesionales.

Dicha lista se refiere a las principales actividades que pueden producir enfermedades profesionales y que están anexas al Real Decreto 1995/1978 de 12 de mayo mediante el cual se aprobó el cuadro de enfermedades profesionales, dentro del Sistema de la Seguridad Social.

incapacidad-temporal-autonomos-inss

Trámites y documentos necesarios

Para tramitar el subsidio y recibir una prestación en una incapacidad o baja temporal, es necesario que el trabajador autónomo, tenga un plazo de quince días desde que se determina su baja, para acudir al Instituto Nacional de la Seguridad Nacional (INSS) y a su Mutua para presentar su parte de baja médica y de conformación semanal.

La prestación por incapacidad temporal se cobra desde el cuarto día de baja y su solicitud debe tener la firma del interesado, aunque por su enfermedad no es necesario que se presente en persona, puede presentarse alguien en su representación, pero cumpliendo con ciertos requisitos, como la solicitud firmada, que se descarga directamente en la web oficial de la Seguridad Social.

Además, deben presentar el DNI del interesado o una fotocopia compulsada en su lugar, igual los justificantes de pago de los últimos tres meses y los partes de baja médica. Al igual que la declaración de situación de la actividad, un documento que también puede descargarse en la página de la Seguridad Social.

En la declaración se expone la declaración jurada de cómo queda la actividad del trabajador autónomo durante su baja temporal, ejemplo si se gestiona a algún sustituto y es un documento que debe ir firmado por el interesado.

Cuál cuantía se tiene en cada caso

En una enfermedad común y accidente no laboral se tiene una cuantía del 60 por ciento de la base reguladora y desde el cuarto día de la baja hasta el 20 por ciento inclusive y en un 75 por ciento desde el día 21 adelante. Mientras en una enfermedad profesional o accidente de trabajo cubre un 75 por ciento de la base reguladora y desde el día siguiente a que se produzca la baja del autónomo.

La base reguladora se entiende que es la base de la cotización del trabajador y que corresponde al mes anterior a que se concrete la de la baja médica del trabajador autónomo y ésta en divide entre 30 días para su cálculo.

En los casos que se presenten situaciones de cese de la actividad posteriores a la incapacidad temporal, el trabajador autónomo sigue percibiendo la prestación por dicho subsidio con la misma cuantía que la prestación por cese de actividad, hasta que esta se agote.

Mientras que a partir del momento en que perciba la prestación económica por el cese de la actividad correspondiente se descuenta el tiempo que ha permanecido en situación de IT del período de cese de la actividad al que tiene derecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *