Ventajas del Leasing o alquiler de vehículo con opción a compra

Es un negocio rentable y con muchas ventajas tanto para el dueño como para el cliente, ya que genera beneficios para los pequeños empresarios y trabajadores autónomos que pueden firmar un contrato de leasing con lo que pueden realizar una actividad laboral y pagar menos impuestos, como el desgravamen del IVA en cuotas mensuales, si se justifica que se labora con el vehículo.

Hay que acotar que estos alquileres presentan la condición de que el coche cuente con el nombre del usuario pero legalmente pertenece al banco, mientras que dure un contrato de leasing que se estipula entre tres o cuatro años, plazo para amortizar el vehículo al banco. Cuando se finaliza dicho contrato, el usuario puede comprar el coche a precio residual, devolverlo o hacer otro contrato de leasing.

ventajas-del-leasing

Ventajas y condiciones máximas

Entre las principales ventajas fiscales del leasing como operación financiera es que al poder cambiar de coches con el leasing cada tres o cuatro años, el trabajador autónomo o emprendedor contará con un coche o herramienta de trabajo en muy buenas condiciones y se evite las complicaciones por coches averiados.

Al renovar el contrato de leasing el arrendatario tiene un coche nuevo a su disposición, lo que le evita al arrendatario los trámites de las revisiones periódicas en la ITV, ahorrando dinero por gastos de mantenimiento del coche.

Además, tienen la ventaja de que el leasing financia hasta el 100 por ciento en cuotas fijas, por lo que no debe hacer un desembolso de la inversión en una inicial para poder usar el vehículo contratado y con el alquiler en esta modalidad no debe afrontar una deuda empresarial, teniendo más posibilidades para hacer nuevas inversiones sin el riesgo de que esté penalizada por los bancos.

ventajas-del-leasing

Coches de lujo a su alcance

Cuando se prefiere cambiar vehículos con más frecuencia los contratos de leasing constituye una opción muy ventajosa para alquilar vehículos nuevos y de lujo, a los cuales es realmente muy difícil tener acceso sino es por este tipo de contratos. Quienes pueden acceder a este tipo de modalidad tienen las ventajas de tener a su disposición un coche de alta gama por un bajo costo, unos 400 euros al mes.

En ese sentido, los usuarios que por falta de recursos económicos no se plantean comprar un coche nuevo o de lujo, pueden adquirirlos por medio de un contrato leasing o alquiler de vehículos con opción a compra, para luego decidir si compra el coche o lo cambia luego de culminado el contrato por otro más nuevo, con todas las grandes ventajas que esto significa.

Asimismo, se tiene la desventaja que existe un límite de kilometraje estipulado en los contratos de leasing y cuando los arrendatarios lo exceden deben cancelar una multa, penalización que está contenida en los contratos.

Dado que los arrendatarios no tienen la propiedad del coche están sujetos a cancelar la cuota en una cláusula del contrato al respecto, por lo que solo deben hacer viajes cortos, para evitar que todas las ventajas que las que se presenta el leasing queden opacadas por la cancelación de cuotas que pueden llegar a ser muy costosas para los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *